El suelo pélvico

Qué es, sus funciones, alteraciones y síntomas

¿Qué es?

El suelo pélvico está presente tanto en hombres como en mujeres y está formado por los músculos que cierran la pelvis en su extremo inferior.

A su vez, son parte del cilindro abdominal, compuesto por la musculatura profunda del abdomen (trasverso del abdomen) por delante, el diafragma y los intercostales por arriba, la musculatura de la espalda (multífidos) por detrás y suelo pélvico por abajo y cuya función es gestionar conjuntamente las presiones del interior del abdomen.



Por su posición, en el fondo de este cilindro, y debido a la fuerza de gravedad, la musculatura del suelo pélvico sufre más cargas. Si además las presiones abdominales no se absorben correctamente (ej. la tos hace aumentar la presión intraabdominal de manera considerable), a la larga, puede alterar el funcionamiento del suelo pélvico.

Funciones del suelo pélvico:

  • Sujeta y contiene las vísceras pélvicas.
  • Sirve de paso y abertura al exterior de la uretra, vagina y recto.
  • Retiene o permite la salida de orina y heces.
  • Es orificio de paso del bebé durante el parto.
  • Interviene en el placer sexual.

¿Por qué ocurren alteraciones en la función?

Las mujeres son más susceptibles de sufrir disfunciones ya que el embarazo, el parto y la menopausia lo afectan de manera directa.

Durante el embarazo, sostiene el peso del útero, lo que puede generar debilidades y distensiones musculares, fasciales y ligamentosas. Durante el parto, es susceptible de desgarros, avulsiones y episiotomías que afectan a su integridad física y a su capacidad de contracción. Así, los momentos con más riesgo de sufrir una de estas disfunciones son el postparto y la menopausia.

Además, las diferencias anatómicas de la mujer: que el suelo pélvico esté perforadopor tres orificios en lugar de dos (uretra, vagina y ano), una uretra mucho más corta y una víscera pélvica (el útero) que no está presente en varones, hacen que su suelo pélvico sea más propenso a alteraciones en su funcionamiento. Sin embrago, los hombres no están libres de ellas, por ejemplo, tras una cirugía de próstata.

En cuanto a los cambios en la función del suelo pélvico, éste es una musculatura de contracción voluntaria, y como tal puede sufrir de falta o exceso de tono, la presencia de puntos gatillo musculares dolorosos, o falta de fuerza, resistencia o control en su contracción.


Síntomas:

Alteraciones de la musculatura del suelo pélvico pueden causar:

  • Incontinencias, tanto de orina como de gases o heces.
  • Prolapsos (o el descenso de una víscera pélvica hacia el exterior) causando sensación de pesadez en la vagina y problemas en la evacuación de orina o heces o en relaciones sexuales.
  • Alteraciones en las relaciones sexuales (el orgasmo es el resultado de la contracción espasmódica de esta musculatura): falta de sensibilidad y orgasmos, dolor (dispareunia).
  • Dolor en la zona genital y pélvica.

Hay un gran desconocimiento del suelo pélvico y de sus alteraciones: si no sabemos cuáles son, no sabremos que tenemos un problema. Además, ya sea por desconocimiento o por pudor, no se suele hablar de los síntomas, pese a que alteran de manera muy importante la calidad de vida de quien las sufre. Es importante acudir a profesionales especializados para despejar nuestras dudas y chequear el suelo pélvico.

Son esenciales la evaluación y el trabajo del suelo pélvico durante el embarazo y el postparto, para agilizar la recuperación y trabajar de inmediato si hay problemas.

Por suerte, la mayoría de las disfunciones del suelo pélvico tienen un buen pronóstico y su tratamiento mediante fisioterapia las mejora satisfactoriamente aunque los síntomas hayan aparecido hace tiempo.

En los siguientes artículos repasaremos más específicamente algunas disfunciones del suelo pélvico.




Estos consejos no sustituyen la evaluación de un profesional y constituyen sólo una guía somera sobre este tipo de alteraciones.

Si sufres alguna de ellas, no dudes en contactar con nosotros. En Ofiterapia somos especialistas en el diagnóstico y tratamiento de las disfunciones de suelo pélvico.


Imágenes tomadas de Freepik y fuentes de internet

Pincha aquí si quieres descargarte el artículo completo en pdf


PDF


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar