Dolor lumbar

Síntomas, causas y tratamiento

¿Qué es?

La región lumbar está constituida por la columna lumbar (con sus articulaciones, ligamentos, discos intervertebrales y tejido nervioso), la musculatura de la zona y forma parte de la pared que contiene a las vísceras abdominales. Todas estas estructuras son susceptibles de generar dolor, pero también son la diana del tratamiento en fisioterapia.

El dolor lumbar (o lumbalgia) es uno de los principales motivos de consulta en fisioterapia. Se calcula que 3 de cada 4 personas sufrirán dolor lumbar a lo largo de su vida. Por fortuna, se suele resolver al cabo de unas semanas sin realizar ningún tratamiento. Por desgracia, en un importante porcentaje de casos, este dolor es recurrente, es decir, que se repetirá.



Causas

Puede aparecer de repente (ej. ante un movimiento) o poco a poco, y puede variar desde un dolor leve a uno incapacitante. En algunos casos, el dolor lumbar puede irradiar a los miembros inferiores o a la pelvis.

En su mayoría se clasifican como dolores inespecíficos, es decir, que no es posible confirmar el diagnóstico con una prueba de imagen (no se verá nada fuera de lo normal en una radiografía o en una resonancia magnética). Es más, hallazgos en la resonancia (ej. protrusión o hernia de disco) muchas veces no están relacionados con los síntomas o no provocan dolor alguno.

Cuando un paciente acude a nosotros por dolor lumbar, primero realizamos una entrevista para conocer las causas del dolor y para descartar que la fuente del dolor sea una causa grave que deba ser tratada por un médico (ej. fracturas, procesos cancerígenos u otras patologías). A continuación, realizamos tests para acotar la región de dolor y la estructura que lo está provocando.



Tratamiento

En fisioterapia, cuando el dolor aparece, recomendamos un “descanso activo” es decir, no permanecer en la misma posición durante mucho rato y mantenerse en movimiento de alguna manera: con movimientos que no generen dolor (desde paseos cortos a ejercicios suaves y controlados sentados o tumbados) pero que mantengan las estructuras implicadas y otras regiones en movimiento.

El tratamiento de la lumbalgia puede incluir múltiples técnicas como masaje, estiramientos, técnicas de osteopatía y movilización articular, electroterapia, punción seca… pero lo más importante, especialmente para prevenir recaídas, es la realización de ejercicios guiados y pautados por el fisioterapeuta para reequilibrar la fuerza y la tensión de la musculatura de la cintura abdominal y la pelvis.

Es muy importante el buen trabajo del diafragma, de los glúteos y del abdomen (especialmente del plano profundo del abdomen: el transverso del abdomen) para estabilizar sin bloquear la movilidad lumbar, así como la correcta flexibilidad de músculos grandes como los de las piernas. Te aconsejaremos ejercicios para estas áreas y nos aseguraremos de que la ejecución es correcta para que tengas una espalda sana.


Por otro lado, una vida sedentaria y el sobrepeso aumentan mucho las posibilidades de desarrollar dolor de espalda o de volverlo a sufrir. Por tanto, es fundamental que mantengas una dieta equilibrada y una actividad física regular (en este post te enumeramos las recomendaciones de actividad física de la OMS para una vida saludable).

En la consulta de fisioterapia te ayudaremos a decidir qué actividad se adecúa más a tu caso siempre teniendo en cuenta tus preferencias, pero recuerda, cualquier actividad es mejor que no realizar ninguna. Como decía Pilates, “toda persona es tan joven como lo es su columna vertebral: si está rígida a los 30, eres viejo; si está flexible a los 60, eres joven”, así que cuida de tu columna y ten una vida más saludable para mantener los dolores lejos de tu día a día.




Estos consejos no sustituyen la evaluación de un profesional y constituyen sólo una guía somera sobre este tipo de lesiones.

Si reconoces alguno de estos síntomas, no dudes en contactar con nosotros. En Ofiterapia somos especialistas en el diagnóstico y tratamiento del dolor lumbar.


Imágenes tomadas de Freepik

Pincha aquí si quieres descargarte el artículo completo en pdf


PDF


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar